Página oficial del Ayuntamiento de La Cabrera

Fuente de Santa María Egipciaca

La experiencia eremítica ha estado siempre presente en la vida religiosa del ser humano. El eremita, también conocido como anacoreta, es aquella persona, hombre o mujer, que atraído en su interior de un gran deseo de conocer a Dios, se determina a vivir en soledad, en silencio de si mismo y del mundo que le rodea, con el objetivo de alcanzar la unión con la realidad trascendente, la comunión de su espíritu con lo divino.

Para ello buscan espacios aislados, áridos, lejanos de centros poblados, donde se garantice el silencio exterior y la soledad.

Nuestra sierra de La Cabrera con su aspecto agreste y desafiante tuvo que ejercer cierta fascinación para los atraídos por el ideal eremítico. De hecho, es bien conocido la presencia en ella de dos eremitorios. El primero el de San Julián, que puede remontarse en sus orígenes a la época visigótica, y el segundo, el de Santa María Egipciaca, al parecer de mujeres, situado en la zona más oriental de la sierra.

El primer documento escrito, hasta ahora conocido, y que hace referencia a ambos eremitorios es el Libro de las Monterías de Alfonso XI, rey de Castilla y León, y escrito hacia 1340. En él, describiendo unas de las cacerías de este rey, buscando osos y jabalíes, se menciona a ambos eremitorios.

Sabemos que con la llegada de los franciscanos en los primeros años del siglo XV a lo que era el eremitorio de San Julián, este se convierte en el convento de San Antonio. Los franciscanos toman también como anexo al mismo, el eremitorio de Santa María Egipciaca, y es de suponer que un camino unía ambos en esa pequeña distancia de kilómetro y medio. Los dos tenían huerta en bancales y fuente propia, la del “Duque” en el convento, y la de “Santa María” en el eremitorio egipciaco; las dos con arcos de granito de medio punto, y más hermosa la segunda que la primera. A mediados del siglo XV, en razón de nuevas reformas en la orden, los franciscanos dejan el eremitorio de Santa María Egipciaca y pasa a depender de la diócesis de Toledo y concretamente de la parroquia de la Cabrera. Con ello se convierte en ermita del pueblo, y lugar de peregrinaciones y romerías, de letanías y rogativas, de algunos pueblo cercanos, especialmente de Sieteiglesias y Redueña.

Fuente Egipciaca
Fuente_Egipciaca_2

En el año 1647, el visitador eclesiástico de Toledo, al informar de La Cabrera dice que visitó la ermita de Santa María Egipciaca, “que está a un cuarto de legua de este lugar, de mucha devoción, tiene una huerta, y junto a ella hay una casa donde vive el ermitaño, que al presente es el hermano Pº Alvear, hombre de buena vida, y la ermita está bien adornada”. Y en la visita eclesiástica de 1.657-58 se dice: “se visitó la ermita de Sª Mª Egipciaca, es ermita de mucha devoción, y el ermitaño de ella se llama José de la Cruz, hombre virtuoso y de buena vida según los informes que tuvo del cura y de otros vecinos del lugar”.

Casi un siglo después (1.749), el catastro Ensenada dice que La Cabrera tiene 50 vecinos, y que no hay casa de campo alguna en el pueblo, sino solo la ermita de Sª Mª Egipciaca con casa para el ermitaño.  Y en el Libro de Eclesiásticos del mismo catastro, al tratar de los bienes que pertenecían a esta ermita, se nombra “una casa propia de la santa imagen, una huerta de una fanega, de buena calidad y de regadío, con diez árboles frutales, que linda por poniente con dicha ermita, y por los demás aires con el cerro del pico de la miel, paga el ermitaño por ella y la casa cien reales en tres años”.

Es probable que la ermita desapareciera en el siglo XIX. En 1.964, el historiador e investigador Matías Fernández visitó el lugar donde estuvo la ermita y dejó el siguiente testimonio: “hoy llaman a este lugar Fuente de Santa María, por la existencia de una fuente que, sin duda, abastecía de agua a los ermitaños y se empleaba para regar la huerta. La citada fuente está construida de piedra de sillería con arco de medio punto, con pilón y parece de alguna antigüedad.”

AYUNTAMIENTO DE LA CABRERA

Plaza de la Concepción, 1
28751 La Cabrera (Madrid)
- Teléfono: 91 868 80 57 / 91 868 81 54
- Fax: 91 868 81 27
- Correo electrónico: secretaria@lacabrera.es

Financiado por:

Logo-Comunidad-Madrid-negativo

Elaborado por:

EMADE S.L. 2017 © Ayuntamiento de Lozoya

English English Español Español